Recamder asegura que la Ley contra la Despoblación “es el golpe de efecto que necesitaba el medio rural”

Poren la sección,
139
Recamder asegura que la Ley contra la Despoblación “es el golpe de efecto que necesitaba el medio rural”

Fuente: Recamder

La Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural (Recamder) ha valorado muy positivamente la Ley de Medidas Económicas, Sociales y Tributarias frente a la Despoblación y para el Desarrollo del Medio Rural en Castilla-La Mancha, que entró en vigor el 1 de junio.

El presidente de Recamder, Jesús Ortega, ha señalado que esta ley es “el golpe de efecto que necesitaba el medio rural, porque hasta ahora todo se quedaba en planteamientos más teóricos que prácticos, más demagógicos que realistas, y en palabras huecas que normalmente venían de personas que nada tienen que ver con el mundo rural. Ahora, sin embargo, se ha pasado de las palabras a los hechos al introducir compensaciones económicas reales para las personas que viven en los pueblos o para quienes se trasladen a vivir o emprender en ellos”.

En este sentido, ha añadido que “no es tarea fácil atraer a personas al medio rural, pero sin esta ley y sin estas medidas de compensaciones económicas y de garantías de servicios, sería prácticamente una misión imposible”. 

Ortega ha resaltado que “es una ley pionera, muy sensible con las necesidades y demandas del medio rural, tremendamente empática con el mundo rural, que incluye medidas muy valientes que deben servir de ejemplo para otras instituciones y que huye de la demagogia, apostando por soluciones prácticas y reales para garantizar el futuro de nuestros pueblos”.

Asimismo, ha añadido que “todas las personas que apostamos por el mundo rural, que vivimos y trabajamos en él y que creemos en él, estamos de suerte, porque se abre una nueva etapa que vendrá cargada de oportunidades”.

“Por fin se hace justicia con el medio rural y con las familias y los emprendedores que, pese a las dificultades de las últimas décadas no se rindieron y apostaron por aferrarse a sus pueblos para demostrar que en el medio rural hay mucho futuro y que tan sólo es necesario dotarlo de las herramientas necesarias”, señala Ortega, quien ha añadido que “todas esas personas son los verdaderos héroes en la lucha contra la despoblación”.

El presidente de Recamder ha alabado el respaldo del Gobierno regional liderado por el presidente Emiliano García-Page al medio rural de nuestra región y ha agradecido que haya tenido en cuenta “la voz de quienes residen en las zonas más rurales y las reivindicaciones recogidas en el Manifiesto de Sigüenza que surgió del I Foro de Desarrollo Rural ‘Pueblos con futuro’ en diciembre de 2018 y que marcó un antes y un después en la lucha contra la despoblación iniciando un proceso que ahora vemos culminado con esta Ley que ya es una realidad, que mejorará las condiciones de vida de quienes viven y emprenden en el medio rural y que también animará a muchas personas a iniciar su proyecto de vida y profesional en nuestros pueblos”.

“Es una ley ambiciosa que llega en un momento clave y que viene pisando fuerte puesto que las ventajas fiscales se podrán aplicar con carácter retroactivo para todo el ejercicio fiscal de 2021 por lo que ya podrá tenerse en cuenta en la próxima declaración de la renta”, apunta Jesús Ortega, quien también ha valorado como “justo y necesario la obligatoriedad por parte de la Administración Regional de incorporar un informe sobre impacto demográfico que tenga en cuenta las necesidades de las zonas escasamente pobladas a la hora de planificar nuevos servicios públicos y normativa, porque no es lo mismo vivir en una ciudad de 50.000 habitantes que en un pueblo de menos de 1.000”.    

Jesús Ortega ha recalcado que esta Ley cuenta con los Grupos de Desarrollo Rural para llevar a cabo la Estrategia Regional de Desarrollo Rural, “y esto es algo muy importante, porque reconoce la importancia de estas asociaciones como expertos en sus territorios y la labor que llevan a cabo”.

Entre los beneficios de esta Ley para las personas que viven en zonas rurales y para quienes quieran instalarse en ellas, se encuentran ventajas fiscales como la desgravación de hasta el 25% por la estancia efectiva en zonas rurales, la desgravación del 15% para la adquisición o rehabilitación de una vivienda, la reducción de hasta el 66% del impuesto de transmisiones patrimoniales e impuestos de actos jurídicos para adquirir o rehabilitar una vivienda o local para implantar una empresa, o bonificaciones de hasta un 95% en la cuota tributaria por actuaciones en suelo industrial y terciario de zonas rurales.

También incluye medidas de apoyo a las empresas, como el incremento en un 40% adicional en las ayudas a autónomos y empresas para instalarse en el medio rural, además de un plan de retorno de talento interno y la garantía del acceso a la fibra óptica y 5G en todas las localidades de Castilla-La Mancha. “Son medidas muy importantes que actuarán de incentivo para que los jóvenes cualificados puedan volver al medio rural a trabajar”, señala Ortega, quien añade que “atraer a jóvenes a los pueblos es esencial en la lucha contra la despoblación y creemos que esta ley puede ser un gran revulsivo en este sentido”. De hecho, se incluyen deducciones de hasta 500 euros anuales durante dos años por traslado de vivienda habitual al medio rural.

Asimismo, otras medidas destacadas son la garantía de la apertura de colegios rurales con, al menos, cuatro alumnos; la financiación de la educación superior a aquellos jóvenes que decidan estudiar fuera y su familia se quede residiendo en el medio rural; recursos sanitarios a menos de 30 minutos de distancia y asistencia farmacéutica específica; teleasistencia digital para mayores de 70 años y teleasistencia avanzada para personas con discapacidad; o la incorporación de un modelo de transporte sensible a la demanda, “otra de las reivindicaciones que veníamos haciendo desde Recamder para solventar el problema que padecen muchos pueblos”. 

También recoge medidas orientadas al impulso de la investigación, el desarrollo y la innovación; el apoyo a sectores claves en el medio rural, como la bioeconomía, el agrario, agroalimentario o forestal; o facilitar la accesibilidad a los servicios bancarios de las personas que viven en el medio rural.

Importante también es la zonificación del medio rural que incluye la ley diferenciando entre zonas escasamente pobladas (con despoblación intensa o extrema), zonas en riesgo de despoblación, zonas rurales intermedias y zonas rurales periurbanas, “lo que permitirá que las zonas más afectadas por la despoblación puedan beneficiarse de más ventajas para equilibrar otras desventajas que padecen”.