Incentivos fiscales, garantizar servicios de proximidad e impulsar el tejido económico local: claves del Anteproyecto de Ley contra la Despoblación Rural de CLM

Poren la sección
101
Incentivos fiscales, garantizar servicios de proximidad e impulsar el tejido económico local: claves del Anteproyecto de Ley contra la Despoblación Rural de CLM

Artículo de O.G/J.P/D.P., publicado en Nueva Alcarria.

Nueva Alcarria tiene acceso al Anteproyecto de Ley del Gobierno Regional que recoge una buena parte de las medidas económicas, sociales y tributarias que también se plantearon en el 1ª Foro de Desarrollo Rural, frente a la despoblacion y para el desarrollo del medio rural en Castilla-la Mancha. 

El impulso del tejido empresarial local, los incentivos locales o el mantenimiento de las escuelas rurales son algunas de las patas del Anteproyecto de Ley contra la Despoblación Rural en la que trabaja el Gobierno regional y al que ha tenido acceso este periódico. Cabe recordar que en el Manifiesto de Siguenza se plantearon algunas de estas medidas que habían sido  previamente consensuadas en el 1ª Foro de Desarrollo Rural organizado por los Grupos de Desarrollo Rural y Nueva Alcarria. Este Foro, sin duda, ha podido ser el germen del estudio y el análisis, que ha llevado al Gobierno de Castilla La Mancha a elaborar este anteproyecto.   Así, en materia económica, se señala que en los contratos menores “se invitará preferentemente a la participación de las pequeñas y medianas empresas, cooperativas y/o empresarios autónomos, y especialmente a empresas de economía social y empresas creadas con el apoyo concreto de programas municipales de promoción de emprendedores, con capacidad y solvencia adecuada para ejecutar las prestaciones de que se trate”.

El anteproyecto también incide en la necesidad de “propiciar en las zonas rurales, en función de su categoría de acuerdo con lo dispuesto en esta Ley, la estabilidad del empleo público, preferentemente en el ámbito docente, sanitario y social“. Asimismo, se adoptarán medidas específicas para puestos de difícil cobertura en las zonas rurales escasamente pobladas y en riesgo de despoblación. “Dichas medidas podrán consistir en incentivos administrativos, profesionales o económicos para el personal que realice su actividad profesional y resida en zonas rurales, así como en otros incentivos que promuevan la provisión de los puestos de trabajo en dichas zonas”.

Por otro lado, se comprometen a garantizará la apertura de colegios rurales, donde se imparten clases de educación infantil y primaria, “con un mínimo de cuatro alumnos y, de forma excepcional se podrán mantener abiertos colegios con menos alumnado”.

En materia sanitaria, se garantizará la atención primaria y servicios sanitarios “adecuados” al medio rural. “Se atenderá específicamente los requerimientos en materia de geriatría, atención psicológica, pediatría, servicios de apoyo a la dependencia, fisioterapia, así como los servicios de extracción de sangre y analíticas de control; se incluirán programas específicos para garantizar una correcta atención sanitaria en el domicilio, especialmente a las personas de edad avanzada o con enfermedad crónica, ofreciendo servicios médicos, cuidados de enfermería, hospitalización domiciliaria, atención a pacientes terminales y fisioterapia; y se desarrollarán programas de autoayuda sanitaria dirigidos a personas, que incluirán líneas de subvención y convenios específicos”. Otra medida contemplada en el anteproyecto es la de adaptar el sistema de citación de pacientes a los horarios de los diferentes transportes públicos, así como el fomento de la telemedicina.

En cuanto al transporte,  la Administración regional establecerá un sistema de transporte de proximidad en el ámbito rural. “En las zonas escasamente pobladas o en riesgo de despoblación, se procederá a la adaptación de los contratos de servicio público regular de uso general de personas viajeras por carretera, con el fin de permitir la prestación en la modalidad de transporte a la demanda, previa solicitud de las personas usuarias”.  Para el establecimiento de transporte zonal se tendrá como referencia de las rutas y los horarios de los transportes, los centros prestadores de servicios, centros de salud, educativos, sociales, administrativos, comerciales o análogos, así como con las conexiones con otras líneas de transporte de personas viajeras, que tengan como origen o destino a los municipios de referencia.  La ley también recoge el impulso de un programa de transporte colaborativo en las zonas escasamente pobladas o en riesgo de despoblación, con la finalidad de propiciar el uso compartido del vehículo privado, como medio de acceso a los centros urbanos en los que se presten los servicios.

También se recoge la implementación de beneficios tributarios, con la finalidad de revitalizar la economía de las zonas rurales escasamente pobladas o en riesgo de despoblación, “específicamente dirigidos a los contribuyentes que residan en dichas zonas”. Los citados beneficios podrán afectar tanto a los tributos propios como a los tributos cedidos. En el caso de los tributos cedidos, los beneficios fiscales podrán consistir, entre otras medidas, tanto en el establecimiento de deducciones en la cuota del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, como en el establecimiento de tipos reducidos, bonificaciones y deducciones de la cuota en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.