Adiman habla en Cadena Ser del proyecto europeo Decode

Poren la sección
28
Adiman habla en Cadena Ser del proyecto europeo Decode

El gerente de Adiman, Miguel Ángel Moraga, ha visitado hoy los micrófonos de Cadena Ser-Radio 90 de Motilla del Palancar, donde ha charlado con Elisa Moreno sobre los proyectos en los que actualmente se encuentra inmerso nuestro grupo de acción local, como el proyecto europeo DecoDe que tiene como objetivo la creación de una red de ciudades europeas (regiones, ciudades, grupos de acción local, mancomunidades, organizaciones de la sociedad civil) afectadas por los efectos de la despoblación en ciudades y pueblos de tamaño medio, así como el intercambio de buenas prácticas y el desarrollo de una estrategia que pueda frenar este fenómeno. Entre otros, además, también se encuentra el objetivo de concienciar a la ciudadanía sobre los efectos de la despoblación, sus problemas y las posibles soluciones, como la movilidad entre ciudades europeas y el posible desarrollo de futuros planes de acción relacionados con la despoblación.

En DeCoDe están inmersas entidades de ocho países – Daugaupils City Council (Letonia), Kaunas City Municipality (Lituania), Lodz Voivodeship (Polonia), City Administration of Magdeburg (Alemania), CEIPES (Italia), Municipality of Vejle (Dinamarca), Acta Center (Rumanía) y Adiman (España)- las cuales han venido trabajando en este proyecto durante los últimos dos años y que se volverán e encontrar, para una reunión final -donde expondrán las conclusiones y el catálogo de buenas prácticas-, el 14 y 15 de noviembre en Letonia. Además, desde Adiman queremos contribuir a situar el problema de la despoblación en la mesa de la Comisión Europea, por eso consideramos como muy positivo que nos acompañen la directora general de Relaciones Institucionales y Asuntos Europeos de Castilla-La Mancha, Virginia Marco, y el Comisionado frente al reto demográfico en CLM, Jesus Alique.

Los problemas relacionados con la despoblación son la baja densidad, el envejecimiento, la caída de la natalidad y la pérdida continuada de la población. Es un problema que incide en toda Europa, pero se acusa más en el medio rural. En la Manchuela conquense hemos pasado de tener 43.122 habitantes en 2011 (nuestro pico más alto) a tener 38.484 habitantes en 2018, una cifra incluso inferior a las que se registraban en los primeros años de la década de los 90.


Las causas de la despoblación se pueden achacar a la ausencia de oportunidades laborales para los jóvenes, el acceso limitado los servicios, infraestructuras limitadas, algunas iniciativas empresariales son más complejas de emprender en el medio rural…


Ahora tenemos una magnífica oportunidad para hacer frente a esta situación contribuyendo con el proyecto de Ley de Desarrollo Rural y Territorial y contra el Despoblamiento del gobierno regional, que tiene como objetivo primordial garantizar los servicios mínimos básicos a su población rural y posibilitar la igualdad de oportunidades efectiva para sus ciudadanos, y que propicie también una adecuada cohesión económica y social entre sus territorios, luchando así contra el despoblamiento de importantes zonas de la Región.

Desde Adiman apostamos por una ordenación del territorio que contemple una descentralización operativa (no institucional, independiente), que logre una nueva forma de gobernar y organizar nuestra diversidad territorial para impulsar procesos que superen la heterogeneidad del medio rural y se conformen espacios comarcales que permitan acercar el Estado a la ciudadanía, promover su participación en la toma de decisiones, así como posibilitar la acción planificadora y reguladora de la administración, en diálogo y concertación con los actores representativos de los diversas comarcas, así como establecer espacios estratégicos tomando en cuenta sus dinámicas, procesos y relaciones.

La unidad para atacar el problema de la despoblación es la comarca, un espacio territorial donde se pueden compartir recursos y servicios, teniendo claro que todos los pueblos no pueden tener de todo, pero sí se puede compartir una idea de comarca orgánica y funcional en donde el conjunto de políticas se aplique y adapte a cada comarca.
Existe la experiencia de los Grupos de Acción Local como espacios de concertación social, a través de los cuales se planifican y aplican en una zona los programas de desarrollo rural.