15 de octubre, Día Internacional de las Mujeres Rurales: construyendo la resiliencia de las mujeres rurales a raíz del COVID-19

Poren la sección
20
15 de octubre, Día Internacional de las Mujeres Rurales: construyendo la resiliencia de las mujeres rurales a raíz del COVID-19

Fuente: REDR

Las mujeres y las niñas están en desventaja en esta pandemia, un problema que se agrava más aún en las zonas rurales. Las mujeres rurales ya enfrentaban, y se enfrentan, a batallas previas específicas en su vida diaria a pesar de sus roles clave en el medio rural. A pesar de todo ello, han estado al pie del cañón en la pandemia, incluso con un trabajo de cuidados del hogar no remunerado que ha ido en aumento.

Las inversiones con perspectiva de género en las zonas rurales nunca han sido más críticas.

Es por ello que el tema de este Día Internacional de las Mujeres Rurales es “Construir la resiliencia de las mujeres rurales a raíz del COVID-19”, para crear conciencia sobre las luchas de estas mujeres, sus necesidades y su papel fundamental y clave en nuestra sociedad.

Las mujeres rurales -una cuarta parte de la población mundial- trabajan como agricultoras, asalariadas y empresarias. Sin embargo, las barreras estructurales y las normas sociales discriminatorias continúan limitando el poder de las mujeres rurales en la participación política dentro de sus comunidades y hogares.

Este año, cuando aún nos vemos inmersos en plena pandemia mundial de Covid-19, vemos más necesaria que nunca la reivindicación de este día. Mientras la práctica totalidad de España se veía paralizada por razones sanitarias, ciertos sectores estratégicos de nuestro país siguieron al pie del cañón. Entre ellos hoy destacamos a los sectores rurales y agrícolas, y más en concreto a las jóvenes de los mismos.

Si ya eran difíciles las condiciones de desigualdad en las que realizaban su trabajo, más aún lo han sido durante estos meses, porque a su trabajo diario han tenido que añadir, además, el especial cuidado de las personas mayores y/o dependientes a su cargo, tradicionalmente siempre al cuidado de la mujer en el entorno rural.

No podemos olvidar que, a nivel mundial, el acceso de las mujeres rurales a servicios públicos, recursos, asistencia sanitaria, infraestructuras o educación, sigue siendo muy inferior en comparación con quienes viven en medios urbanos. Además, las convenciones sociales de ciertas culturas, así como las barreras estructurales de las mismas, siguen perpetuando la limitación en el acceso al poder de las mujeres rurales en la participación política, siendo relegadas a labores no remuneradas que tienen que compaginar con el cuidado del hogar, los hijos, la familia, etc.

Es por ello que, en este Día Internacional de las Mujeres Rurales, seguimos reivindicando una igualdad real y efectiva en todos los niveles, también en el mundo rural. Una igualdad que solo llegará a través de iniciativas como las incluidas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía española, centrado en la transformación digital, el ecologismo, la inversión y renovación de infraestructuras, las mejoras de servicios públicos tan importantes como la educación y la sanidad, la mejora y transformación de los modelos de producción, etc; todo ello con la Igualdad como eje vertebrador.